lunes, 1 de agosto de 2016

De vacaciones...

...hasta la vuelta!

Hace unos días empezamos nuestras vacaciones en la playa, la Rubia y yo estamos encantadas de pasar el día entero disfrutando la una de la otra, de los iaios, de los amigos, de las siestas, de los no madrugones, de la arena caliente y el agua fresquita, del sol con precaución, de los helados, de la sandía...jajajja...nos gusta todo lo que sepa a verano y vacaciones!!!

Por suerte la Rubia adora la playa, no tiene miedo al agua y se lo pasa genial jugando con la arena, más aún destrozando los castillos que le hace mamá. 

Queremos despedirnos porque quizás hasta septiembre no tengamos tiempo de pasarnos por aquí, intentaré ir entrando a ver cómo estáis pero no prometo poder comentar, el verano es muy gamberro!!!




¡Feliz verano chicas!!!

viernes, 15 de julio de 2016

Las monerías...

...de la Rubia.

De momento las ocurrencias de mi niña son las típicas que alguna vez ves o te explican de otros peques, pero ya empieza a sorprenderme con alguna que seguramente no sea original pero que a mí me han resultado graciosas:

  • Cuando le pongo la comida más caliente de lo que ella tolera siempre le aviso que como quema debe esperar o bufar. El otro día estábamos en la ducha y abrió el grifo a tope de caliente y le dije: "No! Quema!" y me la veo soplándole al chorro de agua.
  • Antes de cruzar por un paso de cebra (ella iba con su carrito paséando a su muñeca) la freno porque venía una moto pero la moto se paró y nos dejó pasar, la Rubia lo miró y le dijo "Asias" (gracias)...aluciné.
  • Me intenta torear, no le gusta ir en el carro y busca la manera de que la baje sea como sea. Su estrategia reciente era que cuando pasábamos cerca de un banco me lo señalaba diciéndome: "teta", yo me paraba, me sentaba, la bajaba del carro y ella empezaba a correr y reírse como si no hubiese mañana...si le preguntaba si quería teta me contestaba alegremente que NO!!!
  • Tiene "muy claro" para qué sirve un salvaslip...cada vez que pilla sin seguro el armario del baño me la encuentro sacando salvaslips de la cajita y poniéndoselo entre las piernas al grito de CACA!!!
  • Sus muñecos ya no quieren teta de mamá (yo) que era a quien le daba la nina cuando le deciamos que el bebé quería tetita...ahora ella es mayor y si quiere teta ella misma se baja/sube su camiseta y se la enchufa a mamar.
  • Su vocabulario empieza a ser "variado": la fafa (jirafa), el fafa (elefante), las fafas (gafas)...no va a entender porque hay tantas letras en el abecederario, con lo fácil que es simplificar :P
  • En la corva de mi pierna izquierda tengo una mancha de nacimiento, el otro día la Rubia la descubrió, con mucha curiosidad me la tocaba y decía "chuchio" (sucio) y le dije que sí por decir...al rato estoy preparándole la bañera y viene al baño, se va al papel de wc, corta un trozo y se agacha detrás mio diciendo "chuchio" y "quitándome" la mancha, como con ese trozo de papel no pudo dijo "oto" y se fue a por otro trozo a proceder de la misma manera...me la como!!!
Como ya sabéis me tiene enamorá...

viernes, 1 de julio de 2016

El regalo de cumple...

...de los iaios.

Una petición que hace mi madre constantemente cuando está con sus 3 nietos es: "Hazme fotos bonitas con mis niños", una y otra vez, es un rollo porque se junta que mis padres son poco naturales para el posado y que yo tengo poca paciencia con ellos...

Este año se me ocurrió recurrir a mis fotógrafos preferidos para que cumplieran sus deseos, así lo hicimos y les entregamos un vale por la sesión fotográfica, que como el cumple era en febrero preferimos esperar al buen tiempo para hacerla al aire libre y al fin la pudimos hacer a finales de mayo.

La sesión fue muy divertida: la abuela que no calla nunca y que no iba a salir con la boca cerrada en ninguna foto, el abuelo que parecía que no iba con él y siempre iba dejando paso al fotógrafo muy educadamente, la Rubia a su bola y sin saber de qué iba la historia, mi sobrino entusiasmado (1 hora antes de salir no quería ni oír hablar de una sesión de fotos) y mi sobrina con el día tonto de lloro porque hace sol y a los 5 segundos porque no lo hace...

Mostraré pocas fotos, sólo algunas en las que los fotografiados no pierdan su anonimato, aquí os dejo unas cuantas:





La verdad es que me parece un recuerdo superbonito para los abuelos, pero especialmente para los peques que podrán recordar a sus iaios con fotos entrañables cuando sean muy mayores y ya no los tengan con ellos...

miércoles, 15 de junio de 2016

Educando...

...a la Rubia y a los abuelos.

Últimamente aparezco poco y casi siempre para explicar las cosas que me hacen feliz junto a mi rubia, pero el día a día también tiene momentos menos agradables con los que debo lidiar y paso mis malos ratos, al final en la balanza lo bueno supera con creces a lo malo, pero eso no quita que no siempre estoy subida en mi nube particular.

Hay diferentes problemillas que me pueden preocupar, pero de momento el tema estrella (por recurrente) son los abuelos y cómo ir a una en la educación de la Rubia.

Imagino que educar a un hijo en pareja debe ser complicado, pero educarlo en trío os juro que es desesperante, más cuando 2 de las 3 personas que lo hacen son de otra generación y un pensamiento muy diferente, cuando no acaban de entender que la que pone las pautas soy yo y ellos deberían intentar respetarlas, se me hace complicado.

No quiero parece desagradeciada con ellos, todo lo contrario, sin ellos (a pesar de todo) el día a día sería mucho más duro y no podría disfrutar tanto de mi niña, no los cambio por nada ni nadie y asumo que tengo que lidiar con la situación, así que me toca educar a la Rubia mientras también intento que los abuelos entiendan mi forma de pensar (aunque sé que lo que puedo conseguir es menos que más).

Por un lado se comportan como abuelos (que es lo que toca) pero por otro quieren cubrir un papel que en nuestra familia no existe y no sé cómo hacerles entender que soy yo la que debo hacerlo y no ellos...esta parte es la complicada.

La experiencia de estos 20 meses es que mi madre sólo sigue mis directrices si alguien de fuera las ratifica, que se lo diga yo no sirve de nada...os puedo poner ejemplos como el porteo, según ella la niña estaba siempre mejor en su cochecito, he porteado, lo sigo haciendo, pero menos de lo que me hubiese gustado por no oírla; cuando empezamos con la alimentación complementaria el tema de los horarios no había manera de normalizarlos, su afán era darle el bibi tarde para que se lo bebiese todo, con lo que la acababa comiendo a las 3-4 de la tarde y merendando a las 18-19, no entendia que si a las 9 se tomaba sólo un cuarto de bibi era porque no tenía más hambre...un mes peleándo con ella hasta que una amiga con un peque de la misma edad me dio la razón...pero estos son ejemplos que nada tienen que ver con los temas que ahora me preocupan, lo referente a la educación y los valores que me gustaría inculcarle a la Rubia son ya un tema prioritario.

No saben decir NO, no saben marcar límites justos y explicarlos (y mantenerlos)...si no estoy yo les digo que hagan lo que consideren oportuno aunque les intento explicar que haría yo (que seguro que también me equivocaré muchas veces pero intento ser coherente). Los ejemplos pueden ser muy tontos pero tonterías así son muchas al día: la Rubia pide una galleta, se le da, ella siempre quiere dos pero yo le digo que cuando acabe una me pida otra, las primeras veces me lloraba (cuando era más peque le partía la galleta y para ella eran 2...pero yo ahora le explico que o una grande o 2 pequeñas, ella ahora no quiere que se la rompa) a mí ya no me llora pero a mis padres sí, ellos le dan la segunda galleta y esa segunda galleta siempre acaba en el suelo o las 2 a medias, etc...lo otro que intenta conmigo es que cuando tiene la primera galleta a medias me la da y me dice mamá, las primeras veces la cogí y me la comí, en cuanto me la metía en la boca me pedía otra y claro, no me quedaba otra que dársela...ahora la guardo aunque ella me insiste en que me la coma, al momento me pide otra galleta, le doy la empezada y me dice que no, que otra y yo le digo que cuando se acabe esa le doy una segunda (me lloró las 2 primeras veces, ahora se conforma y seguramente en breve dejará de darme galletas a medias para pedirme otra inmediatamente) pero los iaios no "me siguen" hacen lo que les pide, les digo que lo eviten pero no hay manera, ahora sólo aspiro a que no lo hagan cuando esté yo delante porque ya sabe a quien debe pedir las cosas para conseguir su objetivo y evidentemente se va directa a ellos, estoy "enseñándoles" a los iaios la frase "Díselo a mamá/Pregúntale a mamá".

Como decía antes, es un ejmplo tonto, pero como éste hay muchísimos y me preocupa el mensaje final que le dan, evidentemente no es por desperdiciar una galleta, ni una caja entera, es porque son esas pequeñas cosas que a su edad le van formando los valores más elementales...que si ocurriese una vez no pasa nada, pero pasan mucho tiempo con ella y considero que deben asumir esa responsabilidad, no solo como abuelos si no también como "abuelos educadores", la otra solución (que pasen menos tiempo con ella) no me parece justa ni para ellos que disfrutan como enanos, ni para la peque que los adora.

Si me dejaran darles pautas e intentaran (que no digo que lo consigan siempre) seguirlas me conformaría, pero es que a cualquier cosa que comento me dicen frases del estilo: "¿A ti quién te educó?/¿Tan mal lo hicimos contigo?" y yo estoy cansada de decirles que cuando me educaron a mí no me consentían, por falta de tiempo (trabajaban los dos sin ayudas), porque se pensaba de otra manera, porque miraban mucho la economía, etc...pero que la dedicación que puden darle ahora a la niña debe estar más basada en el amor que en el consentimiento superficial, no sé si me explico.

Otro ejemplo muy tonto es que mis padres tienen un adorno que es un pájaro que cuando lo tocas canta, a la Rubia le encanta y siempre lo busca, la frase de mi padre es: "¡Pégale al pájaro, pégale!", le dije mil veces que sustituya el verbo "pegar" por "tocar/acariciar" y según él estoy llena de tonterías...se enfada, amenaza con no pasar a verla todas las tardes (suelen pasarse por casa a las 19h. cuando estoy preparando la cena y así la entretienen mientras cocino).

Expliqué un par de cosas pero como os digo son muchas las que van surgiendo y no hay manera de que me den la razón alguna vez y no discutamos, cuando no es uno, es otro y me da mucha pena que no seamos capaces de ir en una misma dirección. Al final intento dejar claro que la que toma las decisiones importantes soy yo y deben respetarlas, pero me suena a imposición y me gustaría que fuese un consenso...mi madre también me da consejos que cuando los veo lógicos los acepto y los pongo en práctica, reconozco cuando tiene razón y se lo digo, a veces también debe convencerme, pero estoy abierta a escucharla, pero ellos se cierran en banda...a veces tengo la sensación de tener 2 hijos adolescentes que piensan de mí que soy un rollazo y no estoy en la onda :P

Aaaaiinnnsss...que igual se me hace grave y desde fuera lo veis una tontería, si es así decídmelo porque de verdad que siempre pienso que podría hacerlo mejor y no sé cómo!!! Cuando estamos con los iaios me gustaría estar menos pendiente de todo, poder opinar, conversar y acordar cosas sin discutir, seguro que si ahora vivimos un período maravilloso lo otro sería el cielo!!! 

Bueno guapas, gracias por aguantar mi rollo y hasta pronto...

miércoles, 1 de junio de 2016

La granja...

...y la Rubia.

Una de las grandes pasiones de la Rubia son los animales, a mí me encanta que sea así, pero cuando digo P-A-S-I-Ó-N, es así, en mayúsculas y vocalizando bien. 

La primera que lo sufre a diario es nuestra gata, bueno nuestra...la de ella porque la tiene todo el día abrazada que parece su garrapata. Es entrar por la puerta de casa que ya va gritando: HOLA! y en cuanto baja del carro va corriendo a verla. Si está en el sofa le pone la cabeza cual minino y se restriegan frente con frente, si está durmiendo le importa 3 carajos, la despierta para hacerle mimos, si está paseando por casa la persigue y la abraza para tumbarla en el suelo, una vez la tiene entre su brazos apoya la cabeza en su lomo con el culo en pompa y así se pasa el rato que Cloe le deja, que podrían ser horas si ella quisiera. Mi padre flipa porque él no puede tocarla (más bien es porque es miedoso y no sabe jugar con ella, aparta la mano rápido y así es como puede llevarse más fácilmente un arañazo). La gata respeta más a la Rubia que la Rubia a la gata, tengo que estar vigilando que no la apriete demasiado, que no le coja la cola, que no se tumbe encima de sus patas, etc...sé que no lo hace con maldad, es muy pequeña y hay que enseñarle lo que puede y no puede hacer, como suelo decir alguna vez la trata con exceso de amor.

Por la calle saluda a todos los perros que se encuentra, les recibe con uno de sus atronadores HOLA! (que el volumen aún no lo tiene regulado), ante tan simpático grito los dueños suelen pararse y mi niña ya es feliz no, lo siguiente, se acerca un poco y les dice "MUAAAA", intenta tocarlos, si se van los persigue, etc... Con las pájaros de la calle más de lo mismo, en definitiva con cualquier bichito viviente que pase ante sus ojos.

Ante una evidencia tan grande decidimos pasar un fin de semana con amigos en un casa rural con granja, fue todo un éxito, como no podía ser de otra manera. A la Rubia le daba igual que el animal en cuestión midiese 20 cm. o 2 metros, que tuviese cuerno o plumas, pico o dientes...lo único que importaba es que habían muchos y muy variados: ocas grandes y bebés, gallinas, gallos y pollitos, cabras y cabritas, ovejas y ovejitas, conejos y conejitos, pavos reales y no reales, tortugas de agua y de tierra, ranas, burros, caballos, un ciervo. 

Estuvo emocionadísima todo el finde, el entorno era ideal y cuando no estábamos en la granja estábamos en el precioso jardín que tenía nuestra cabaña o haciendo senderismo por los alrededores (bendita manduca).

Os dejo una muestra de nuestro espectacular puente en la granja...













viernes, 27 de mayo de 2016

Mayo se va...

...sin escribir!

Acabo de ver el tiempo que hace que no publico y no lo entiendo...el tiempo no me cunde nada!!!

Veo que mi media actual es de una publicación al mes...FATAL!!!! Pero os juro que actualmente mi creatividad es nula (tampoco es que antes fuese de lo más), ainnsss...como me gustaría ser como muchas de vosotras que de ver pasar una mota de polvo os inspiráis y contáis una de vuestras  experiencias, a veces divertidas, otras surrealistas, otras imcreíbles...soy muy FAN!!!

La Rubia y yo seguimos bien, con las alegrías y preocupaciones del día a día, pero con poco tiempo...voy entrando una o dos veces a la semana, me pongo al día leyendo vuestras historias y pocas veces comento por falta de tiempo. Últimamente el curro tampoco puedo, no me quejo porque así la jornada laboral pasa volando y voy a buscar a mi niña para disfrutar con ella tooooda la tarde (sí, seguimos manteniendo el maravilloso horario intensivo).

Este mes ha sido muy movidito, hemos pasado un finde en Peñiscola y otro en una casa rural con granja en la Garrotxa (a ver si de este último os escribo un post para que veáis lo amiga de los animales que es la Rubia). Mañana tenemos sesión de fotos ya que le regalamos a los iaios para su cumple una reportaje para ellos con los 3 nietos, cruzo los dedos para que ninguno de los peques se cruce en modo "fotos no", sería una pena porque los abuelos están contentos de poder tener esos recuerdos en papel y poder presumir de nietos (lo de mi madre no es presumir, es lo siguiente! Esto necesita de otra entrada...).

Nunca he olvidado que hace 3 años (ya 3 años!!!) pasé el peor mayo de mi vida, me enteré de que a mi primera estrellita le había dejado de latir el corazón, pasé por un legrado y un duelo horroroso (eso lo llevo en el corazón y siempre me acompañará).

Me despido con el propósito de intentar escribir 2 veces al mes, no sé si lo conseguiré, pero por lo menos lo intentaré porque no me apetece dejar este rinconcito tan acojedor que tenéis aquí para mí...

sábado, 9 de abril de 2016

Los 18 meses...

...de la Rubia.

Os tengo abandonaditas, lo sé...pero no me dan las horas del día para más, madrugo mucho y aún así no me voy a dormir temprano, cuando la fiera duerme tengo que ponerme las pilas para preparar el día después y "enderezar los desastres" del que está a punto de finalizar.

Los 18 meses de la Rubia bien se merecen una entrada de actualización, es un tostón (os aviso) pero como mínimo que me sirva a mí para hacer un parón, pensar y resumir los avances que ha hecho y que (como a toda madre) me tienen alucinada, es mi diario para recordar lo máximo posible de sus primeros meses.

Sigue siendo un terremoto, no para, sus despertares son el preludio de lo que viene después ya que nada más abrir los ojos empieza su lucha por bajar de la cama. Los fines de semana me despierta y por mucho que intente mantenerla aunque sea 5 minutos en modo oso perezoso mimosón dice que nanai y me pasa por encima clavándome rodillas o lo que sea necesario, cuando ha tocado tierra firme coge mis zapatillas y me las da diciendo pa-pa (palabra con megamúltiples usos en su vocabulario: pájaro, zapatos/zapatillas, pan, pato, paloma, plátano, pera, patata, pelota, pájaro...y algunos más que ahora no recuerdo) a lo que debo ponérmelas para ir detrás de ella o mata a la gata a abrazos de buenos días. A mí su relación con Cloe no me sorprende pero al resto del mundo parece que sí, la gata la respeta y le permite cosas que a nadie excepto a mí le aguanta, mi problema radica en vigilar a la peque para que no se pase de fuerza bruta, que de esa tiene un montón. Le encanta acariciarla y darle besos, poner su carita junto a su lomo y permanece así un rato, se ríe mucho cuando la gata ni se inmuta y la deja recrearse. También le gusta mucho perseguirla dedo en alto diciendo NOOOOO cuando cree que Cloe hace algo mal, vamos, me imita a mí cuando se lo digo a ella (espero que la gata le haga más caso a ella de lo que la Rubia me hace a mí).

A la Rubia lo de andar le sabe a poco desde hace meses, ella prefiere correr a pesar de no dominar del todo la técnica, pero ya mismo más me vale que me entrene porque promete una buena velocidad y resistencia. Desde los 16 meses baja escalones sola, sólo cuando hay uno (tipo los bordillos de las aceras sin ayuda), la vigilo y lo hace conscientemente, al llegar se para, baja un pie y llega al suelo con una especie de salto al levantar el de apoyo...no sé...igual es normal pero me parece a mí que la coordinación que tiene es muy buena para su edad, de hecho la veo andar y moverse al lado de niños que tienen los mismos meses que ella y sus movimientos no se parecen en nada, la Rubia se desenvuelve con una agilidad asombrosa.

Es una trepadora insaciable, se sube a todo lo que puede (sofá, cama, sillas, bancos) y a lo que no puede se busca el escalón perfecto para hacerlo: los cubos de los encajables son sus preferidos para ayudarse junto con su sillita pequeña, pero hasta el hueco de la lavadora usa para intentar subirse al mármol de la cocina y coger algo que haya por allí encima, tengo que tener cuidado y no dejar nada cerca del borde o lo trinca. Otra de sus pasiones es meter los pies en todos los agujeros que puede, en casa los mete hasta en el orinal o si no se mete dentro de un baúl de juguetes toda entera, o en el hueco que queda debajo del asiento de su "triciclo"

Con los dientes también va bastante adelantada, empezó a los 7 meses, que era lo normal, pero desde entonces no ha parado y con 15 meses ya estaba echando los colmillos, así que de leche solo le faltan los segundos molares.

Este primer invierno de guardería creo que no ha sido dramático, ha pasado una otitis, una bronquitis y una gastroenteritis, pero excepto el mes de diciembre que fue muy malo (otitis y bronquitis una detrás de la otra) el resto de meses los ha hecho prácticamente completos, eso sí, con tos y mocos sin parar.

Sigue durmiendo bien, necesita que le ayude a dormirse (ya sea teta o cochecito, en la guardería no, allí lo hace sola...jajajjaa...qué morro tiene!!!) pero suele dormirse pronto y por las noches hace 11 horas seguidas con 1-2 despertares para teta pero que colechando se convierten en un "me la saco y nos dormimos"). La siesta los fines de semana en casa suele ser de 3 horitas más...así tiene la mecha que tiene la niña!!!!

Pues sí, seguimos con la teta (y que nos dure), no tengo prisa por quitársela, nos gusta y seguiremos mientras así sea pero está claro que a estas alturas la mayoría de personas se sorprende al saberlo...pero a mí no me preocupa ni lo que piensen ni sus comentarios, al contrario, me motiva más!  ;) La Rubia cuando quiere mamar no se anda con chiquitas, si estoy haciendo cualquier cosa me señala el sofá donde debo sentarme y me grita TETA! Además mama en movimiento, es un nervio y no para ni cuando la tengo enganchada, un día de estos se lleva mi teta en su boca.

Mi niña come bien y además prácticamente sola, no quiere ayudas, aunque tengo que estar a su lado para que no tire el plato al suelo o le de su comida a la gata. Lo que más me cuesta es darle sopas o cremas, no quiere ayuda y eso sí que no le dejo hacerlo sola porque se baña (o se lo dejo hacer un día sin prisas para que no me ponga de los pelos), de ahí que intento hacerle la verdura casi siempre a la plancha a trozos grandes, en empanadillas, en tortilla, en quiche o cualquier forma que ella pueda coger con la mano o intentar pinchar con el tenedor, algunas veces con más éxito que en otras...jajajjaa...come minibocadillos de pan o iogures sin ayuda. La fruta también la come a trozos y ahora sin problemas, pero me ha costado introducirle frutas que no fuesen pera, plátano o manzana, parece que desde hace un par de meses que come en la guardería esa fase también la hemos superado, e incluso bebe zumo que antes sólo quería agua o leche. Por suerte las pieles de la fruta no le molestan y no tengo que ir pelando uvas, mandarinas y demás.

Va conociendo cada vez más dibujitos, reconoce a Micky Mouse y sus colegas, a Elsa y Ana, a la patrulla canina...pero por su nombre sólo llama a Peppa y a Bob, aunque después no tiene mucho interés por estar aunque sea 5 minutos sentada mirándolos (que no quiero que se enganche a la TV, pero a veces un respiro para preparar la cena sin tener que estar haciendo "placajes" en la cocina no me iría nada mal). He descubierto que lo único que la deja embobada frente al televisor son unas canciones de la granja que le pongo desde YouTube (qué gran invento el Smart TV!!!) Flipa con los patitos, la vaca Lola, el gallo que se enamoró de la pata, la gallina Turuleca y demás...si la siento en la trona ni se mueve, si la dejo en el suelo me pide brazos y que baile...a veces lo hace ella sola pero debe parecerle más divertidos los meneos que le mete mamá. Con los libros le pasa más de lo mismo, los que más le interesan son los que hay animalitos...las personas de momento no le interesan...jajajaja

Hace un par de meses pusimos un coche-orinal en el baño, ella lo usaba principalmente de escalón (lo sigue haciendo) pero parece que ha entendido para qué sirve sin que le haya hablado mucho de él, pero hace un mes que cuando voy al baño me sigue, se sienta en el orinal delante mío (vestida lógicanente) y empieza a decir caca, se levanta y mira, se vuelve a sentar imitándome...no voy a forzar la situación, pero tampoco voy a desaprovechar la oportunidad de que si este verano la veo por la labor dejar escapar la oportunidad de quitar el pañal antes de que vuelva el frío. En la guardería me han dicho que a veces avisa la caca, el pañal de noche lo deja prácticamente seco, así que igual está preparada para agosto o septiembre, ojalá!

A la Rubia le gusta el chupete pero no la considero adicta, si lo ve por casa lo coge y a los 2 minutos me lo encuentro tirado por los suelos, así que he decidido guardarlo y sólo dárselo para dormir o cuando ella realmente lo pide (básicamente cuando por algún motivo, o sin él, se pone a llorar), pero como me imaginaba hay días enteros que sólo lo usa para dormir y cuando se queda dormida lo suelta rápido.

Nuestra casa parece Alcatraz, creo que no me queda nada por precintar, hasta la nevera y el bidet tengo con pestillo de seguridad, Ikea acabó existencias gracias a mí. Le he dejado el verdulero para que saque y meta todas las patatas, naranjas, cebollas y otros utensilios no peligrosos a su gusto, pero lo demás sólo cuando me olvido cerrar el pestillo...jajajja...anda que no se da cuenta rápido la joía!

Hace muchas monerías: gesticula canciones infantiles, le encantan las llaves y cuando tiene unas en las manos intenta meterlas en cualquier cerradura que encuentra (los coches de la calle van a tener las cerraduras forzadas como siga así...), sigue una ritual a la hora de irse a dormir que le he enseñado, donde incluye despedirse de la Cloe, cerrar la puerta, besito y abracito a mamá, apagar la luz y darme el chupe para cogerse a la teta.

Cada día dice más cositas, sus palabras más habituales son: mamá, iaia, le (Cloe), hola, abua (agua) men (ven), abe (abre), lala (Álex), Ana, Ava (amiguitos de la guarde), ma (más), teta, caca, pipi, pepe (chupete) guapa, suso (sucio), nene/nena,  te (ten), yatá (ya está), ntá (no está), maaaaa (malo/mala, se lo dice a la Cloe cuando hace algo que a ella no le parece bien o cuando se da un golpe con algo)... También hace muchos sonidos de animales: muuuuu, gua-gua, cua-cua, co-co, meu, etc...y para el caballo no habla, se mueve como si estuviese subida en uno.

Ya sufrimos la primera rabieta, con 17 meses y 1 día me la lió parda...menos mal que estábamos en casa y por lo menos me pude centrar en qué hacer o no hacer sin pensar en que nos estaba mirando toda la calle. Estuvo como media hora llorando y revolcándose por el suelo dando golpes con las manos porque le dije que con un tenedor (abre el cajón de los cubiertos y los saca todos) no podía estar corriendo por casa y se lo quité (le dejé una cucharita)...por DIOR!!! Intenté hablarle con calma y explicarle pero gritaba más y me apartaba, era peor. La dejaba un rato mientras recogía cosas no muy lejos y lloraba mirándome e implorando atención, me acercaba a darle un abracito y me rechazaba y lloraba y gritaba más, así estuvimos un rato hasta que al final se vino a llorar a mis brazos, estuvo un buen rato hasta que se calmó un poco y pidió su tetita, fue lo que hizo que finalmente se soltara de ella riendo como si nada hubiese pasado. Creo que la primera experiencia al respecto la superé con buena nota  ;)

lunes, 22 de febrero de 2016

Mi peluda...

...Cloe

Hace mucho que no me paso por aquí, la verdad es que desde que la Rubia es "independiente" el tiempo se me ha vuelto incontrolable...

Hoy vengo a contaros que he pasado unos días muy duros, mi peluda Cloe me ha dado un sustazo del que ahora parece recuperada, tiene un tratamiento antibiótico de 6 semanas, pero parece que todo marcha bien, durante unos días pensé que mi gatita no lo superaría  .

Hace 15 días, un domingo por la tarde me la encontré muy decaída, tumbada en su capazo que no levantaba ni la cabeza, la latita del mediodía ni la había probado, nunca la había visto así...a pesar de sus casi 16 años nunca ha estado enferma.

Le di agua y bebía aunque sin levantarse, la hice caminar y parecía muy cansada, se sentaba sobre las patas traseras con la cabeza muy, muy  baja, algo que nunca le había visto hacer, no podía levantarla. Esperé a ver si se le pasaba pero por la mañana del lunes estaba igual o peor, me fui a trabajar pendiente de llamar a su veterinario a las 10 y llevarla lo antes posible, mis padres se quedaron a su cuidado y a las 8 de la mañana me llaman para decirme que había muerto...casi me da algo...entre lágrimas y negándolo estaba cuando mi madre me dice: "No, se acaba de mover, pero está muy mal!" Salí corriendo hacia casa y todo el camino culpándome por no haber ido de urgencias la noche anterior o si se moría y yo no estaba... Al llegar me la encontré casi igual que la dejé, supongo que la pobre no debió dormir nada quedándose un rato traspuesta, mis padres la vieron, la tocaron y se temieron lo peor, de hecho me dicen que la notaron"tiesa".

Me la llevé al veterinario y la dejaron con suero todo el día y haciéndole pruebas, pero nada bien me olía...Cloe en el veterinario se convierte en una fiera y allí estaba quieta y dejándose sobetear por "aquel señor", con un maullido lastimero y débil, con una mirada tristísima...se me saltaban las lágrimas.

El veterinario me dijo que estaba mal y que por la edad pensaba que podía ser una insuficiencia renal, me bombardeo a preguntas sobre sus hábitos y lo que había observado yo los últimos días...la verdad es que nada raro había visto hasta el día anterior.

Durante 4 días estuve llevándola a las 10 de la mañana para enchufarla al suero y recogiéndola a las 19 horas, mientras le hicieron analítica para "descubrir" insuficiencia renal y nada...las de tiroides llegaron el día después y tampoco era ese el problema, hicieron eco y tampoco, al final ha resultado ser una infección de orina de caballo que subió al riñón, el veterinario alucina con la sintomatología tan bestia que presentaba la gata y tan rápida...pero lo importante es que está respondiendo muy bien a los antibióticos y la dosis de potasio extra que le doy, por suerte hace unos días que ya la veo casi al 100x100.

Realmente pensé que nos dejaba, me invadió un sentimiento de culpabilidad muy bestia porque creo que desde que nació la Rubia le  presto poca atención ¿Y si llevaba días mal y no me di cuenta? ¿Y si tiene depresión por mi culpa? ¿Y si...? La verdad es que pensando y recordando los días previos la gata estuvo bien, que aunque yo no esté tanto por ella la Rubia ya se encarga de darle amor infinito...tanto que la tengo que vigilar para que en uno de esos abrazos de oso no me la espachurre...

Lo mejor de todo es que mi peluda está bien, espero que este susto me sirva para disfrutarla más, que son 16 años los que tiene y eso no es moco de pavo....

lunes, 25 de enero de 2016

Actualizando...

...

Últimamente no tengo mucho tiempo para el blog, a veces aprovechaba ratillos de poco trabajo en la oficina para escribir, pero cuando hay trabajo lo primero es lo primero...

Justamente hoy hace 2 años que recibí la feliz noticia de mi positivo, no me hice pipitest, simplemente esperé al día de la beta y recuerdo perfectamente que entré a consultar los resultados por internet a las 11:11 am (el 11 es un número que me encanta) y allí estaba mi preciosa hormona del embarazo a 116!!! Estaba sola en casa, bueno no, con mi rubia en la tripa y me fui sin pensármelo a casa de mis padres para darles la esperada noticia y, eso sí, pedir la prudencia y paciencia necesaria antes de hacerlo público, 17 semanas tardé...jajajaja... Hoy no podía dejar de recordar uno de los grandes días de cualquier embarazo, el primero consciente.

En el trabajo estos días he recibido una de cal y otra de arena, de momento disfruto de mi horario intensivo pero no sé lo que me (nos) durará...parece que he destapado la caja de los truenos y ahora desde dirección dicen que van a adscribir a cada unidad a un horario y si es así a la mía lo más probable es que le pondrán partido :(

Por otro lado, ha existido una reclasificación laboral y ahí me ha tocado la mejor opción posible, mi puesto lo han reconocido junto con mi titulación y me han encuadrado en el grupo de más valor, por lo que los beneficios económicos se van a dejar notar desde este mismo mes y de forma gradual en los próximos años :)

¿Qué contaros de la Rubia? Puedo empezar y no acabar nunca hablando de ella...está para comérsela, de hecho cada día lo hago un poquito :)) pero en este post no lo voy a hacer, para disimular la madre babosa que soy...  ;)

sábado, 16 de enero de 2016

Transferencia...

...2 años después.

No puedo creerme que ya hayan pasado 2 años desde que mi rubia está conmigo, desde que me hicieron la transferencia de ese precioso blastocisto, el inicio de nuestra vida juntas...lo pienso y sigo sin creérmelo.

Todo empezó como siempre ocurre en estos casos, con la temida betaespera, por suerte tuvo final feliz y aunque el embarazo fue tranquilo los miedos, después de un aborto y un bioquímico anterior, son muchos e inevitables...aún así creo que fui capaz de disfrutar de mis "9 meses de buena esperanza" y mira que tuve el cuerpo del revés todo el embarazo, pero de la ilusión ni me daba cuenta, al parir fue cuando descubrí que mi extraño estado de agotamiento no era más que la Rubia me chupaba mi energía y tenía mis órganos apelotonados...

15 meses y una semana después del maravilloso día en el que mi princesa conoció el mundo exterior estoy celebrando que hoy hace justo 2 años empezó nuestra vida juntas...lo mejor que nunca me pasó y me podrá pasar en esta vida, ella es mi mundo, mi motor, mi oxígeno, mi luz, mi tesoro (podría seguir hasta el infinito y más allá...)

Vida, te quiero tanto que no hay palabras para expresar mis sentimientos...pero que sepas que tu madre peleó por tenerte a su lado y seguiré haciéndolo siempre por tu felicidad, quisiera poder acompañarte en tu camino que, aunque aún es muy pronto, algún día tú también emprenderás fuera del nido...