viernes, 31 de mayo de 2013

Adiós Mayo...

...adiós.

Empecé el mes ilusionada con mi embarazo y deseando acabar el primer trimestre para ver si recuperaba mi cuerpo rendido al sueño y a las fatigas estomacales.
 
Cuando sólo habían pasado 4 días mi sueño se rompió en mil pedazos y me dejó hundida en la soledad y la pena, mi vida se paralizó y todo lo que sucedía me superaba, quería desaparecer de la faz de la tierra, despertar de la pesadilla o dormirme y no despertar hasta que no sintiera nada.
 
Por fin se acaba el mes y me alegro, no sólo por alejarme de él, también por acercarme a mi futuro, al que quiero mirar y tocar con los dedos, volverme a ilusionar y sentir que vuelve a ser posible, estar luchando de nuevo por lo que más deseo.
 
Os dejo la imagen de mi deseo, la he retocado para adaptarla a mi gusto...


jueves, 30 de mayo de 2013

La información es poder...

...visita al hematólogo.

Esta semana visité a una hematóloga de la mutua, necesitaba empezar a moverme para conseguir que algún médico me prescribiese las pruebas de trombofilias, con el volante de la mutua, para ver si las puedo colar. Después de que la ginecóloga "mala" se negase aduciendo que un aborto es normal y que si no sufro 3, o como mínimo 2, no se considera hacer esas pruebas pensé que tendría que mentirle a otro médico que no conociese mi historial para conseguirlo, pero al ser el segundo intento y no sabiendo mentir probé diciendo la verdad y salió bien, me hizo la petición.

Analizando lo ocurrido sólo me cabe pensar que esa pésima ginecóloga tenía algo en mi contra, creo que el hecho de querer ser madre soltera no le gustó y me machacó para que cambiase de idea, evidentemente no lo conseguió porque yo sigo cada vez más aferrada a mi sueño y nadie me lo va a quitar, eso sí, ya he pedido cambio de doctor para la citología que debo hacerme dentro de un mes, si me gusta será el gine que lleve un nuevo embarazo que ojalá se produzca pronto.

La hematóloga me ha explicado que en las analíticas de trombofilias hay algunas pruebas que cubre la mutua y otras no, para las cubiertas me ha hecho la petición, para las que no me ha propuesto una prueba novedosa consistente en un análisis genético a través de una muestra de saliva. Analizan por el ADN las mutaciones, los factores XI y XII, más cosas que ya no recuerdo y establecen a través de los resultados y un cuestionario que he respondido las probabilidades de que sufra en un futuro problemas serios de trombofilias. El precio son unos 300 euros, me llamaran para confirmarlo pero creo que sí me lo haré ya que las pruebas que no cubre la mutua sólo son un poco menos.

En mi cabeza van madurando ya las diferentes opciones que barajo para el próximo tratamiento, sé que tengo tiempo pero prefiero informarme y tomar decisiones a estar con la indecisión rondándome constantemente. En breve me haré el cariotipo, si sale mal el camino a seguir será ovodonación, si sale bien tengo dos opciones:
  • FIV
  • FIV + DGP
En este momento me decanto por la primera, debo seguir informándome pero he hecho el siguiente razonamiento: para este verano tendré el dinero suficiente para hacer FIV + DGP pero si el resultado es malo me quedo sin dinero para una ovo, en cambio si hago una FIV y no funciona tengo la mitad de la ovo ahorrada. Mi conclusión es que si soy buena respondedora pero con 2 FIV, antes de los 40, no me quedo embarazada o sufro abortos, pasados los 40 los resultados no serán mejores, así que ¿Para qué seguir machacando mi cuerpo con estimulaciones sin garantías? Gracias al último tratamiento sé que puedo quedarme embarazada, lo único que no sé es si mis óvulos son demasiado viejos pero ¿Realmente importaría si finalmente puedo ser madre con una hadita? Creo que no, pero sí pienso que debo darle a mis óvulos una última oportunidad.

¿Qué opináis?...

martes, 28 de mayo de 2013

¿Cómo sigue...

mi vida?

Intento no pensar mucho pero tengo demasiado tiempo y demasiadas pocas ganas de ocuparme en algo válido, con el trabajo tengo por ahora suficiente, no me apetece obligarme a nada más.

Estoy más tranquila porque por fin me he refugiado en mi espacio, en mi soledad y es lo que necesito, no quiere decir que no vea a nadie pero prefiero limitar mis ratos de compañía ya que me siento mejor cuando muestro la cara que me apetece mostrar y no la que los demás quieren ver.

El viernes tarde una amiga conocedora de mi situación se presentó en casa ya que yo no tenía ganas de salir, vino a verme y a apoyarme, ella sabe lo que paso ya que ha vivido lo mismo, FIV + aborto, ahora es mamá de una preciosidad de casi 2 años. Me sentó bien la charla...

Justo cuando apagaba la luz para irme a dormir recibí un whatsapp del marido de una amiga de toda la vida, pero de la que últimamente ando alejada por no explicar nada de mi lucha (sé que si se lo cuento se enterará más gente de la que yo deseo y no quiero que sea así), anunciaba el nacimiento de su bebé...me alegré mucho por ellos, hacía días que esperaba la noticia pero mi cabeza empezó a echar humo ¿Cómo hago para no ir a la clínica? Ahora no me siento con fuerzas, no sé cuándo las tendré pero ahora no puedo...

El resto del finde lo pasé en casa, alguna visita de mis padres, blogs, el libro "La cuna vacía", búsqueda de información por internet, cocina simple, siesta, telebasura, alguna conversación telefónica, el whatsapp y poco más, debía limpiar pero no lo hice, me limité a poner 1 lavadora y a recoger otra.

En breve empezaré a dar mis primeros pasos hacia el próximo tratamiento pero sé que aún está muy lejano, intentaré que un hematólogo de la mutua me prescriba las analíticas de trombofilias a ver si me las cubren (la ginecóloga de la mutua se negó y la prescripción que me hizo la de reproducción asistida no me sirven para obtener la autorización), si tampoco quiere tendré que pensar en ir a otro médico mintiendo, diciendo que he sufrido 2 ó 3 abortos, a ver si alguien me hace el papelito, y después probablemente a discutir con la mutua si mi contrato las cubre o no...aunque si es necesario me las pagaré de mi bolsillo (600€ aprox.), necesito descartar posibles fracasos por pequeños que sean, aunque un 10% no me parece tan pequeño.

Por otro lado me haré una analítica general por la SS, hace mucho que sólo hago análisis por motivos de fertilidad y quiero saber cómo tengo el hierro y el colesterol/triglicéridos que alguna vez he tenido justitos, también me revisarán la TSH y eso me servirá para asegurarme que está bien, en principio siempre ha sido así (la última vez a 1.89) pero mejor irlo confirmando.

Para cuando me venga la segunda regla deberé repetirme analíticas hormonales completas (volveré a repetir tiroides) para un nuevo tratamiento, pero para eso no sé cuánto queda ya que desconozco el tiempo que tardará en volver a aparecer la señora de rojo, también aprovecharé para hacerme el cariotipo, todo esto sí sé que me lo cubre la mutua aunque creo que para el cariotipo necesito autorización, fijo que a la primera no me la dan.

La tercera regla sería la que me permitiría volver a intentarlo pero en agosto el laboratorio FIV cierra 15 días y lo más probable es que me coincida, así que tendremos que ver si se puede ajustar con el ciclo previo de pastillas o hay que dejarlo un mes más (espero que lo primero ya que perdería sólo unos 10 días y no un mes entero). Otra de mis preocupaciones es que si puedo hacerlo a finales de agosto dejo el trabajo unos días un poco abandonado en pleno periodo vacacional, en su día pedí la primera quincena y ahora no podemos cambiarlo, ojalá entiendan que si médicamente puedo no desee atrasarlo más, si tengo suerte la punción o la transfer pueden coincidirme en un fin de semana ¿no?

Mi dieta cumple mañana su primera semana oficial, aunque las dos anteriores también habían sido de poco comer por desgana. No me he pesado y miedo me da, si no veo resultados me desmotivaré y no quiero, estoy portándome muy bien pero al no realizar ninguna actividad movida no sé yo si cundirá el esfuerzo. Para la semana que viene debería ponerme el objetivo gym.

Chicas, hasta aquí mi actual vida a cámara lenta...

domingo, 26 de mayo de 2013

¿Un príncipe...

...o una mamarrachada?
 
¿Alguien se cree "Un príncipe para Corina"?  Es un nuevo programa que dan en Cuatro donde le buscan novio a una chica muy "mona y elegante", los candidatos son 24 "príncipes" clasificados en 4 grupos:
  • Los guapos: ¿Para quién? Sin cerebro, demasiado músculo, demasiado creídos, demasiado chulos.
  • Los simpáticos: sin gracia alguna, les falta un hervor bien grande.
  • Los únicos: verdaderos especímenes en extinción.
  • Los nerds: auténticos nerds sin solución.
Yo los clasificaría a todos en el mismo grupo: FRIKIES!!! A mí me ponen a esos 24 personajes y salgo corriendo sin mirar atrás, me transformo automáticamente en Forrest Gump y no paro hasta que se extinga el mundo, pero a ella también deberían echarle de comer a parte...

No hay quien se crea que este reality sea cierto, ya sé que hay muchos y muy patéticos, pero creo que éste es de ciencia ficción. Los ayudantes de Corina (su hermana y un amigo) son tan patéticos como los candidatos y la misma princesita, comentarios sin sentido, eso es un culebrón con un mal guión y peores actores, nadie se puede creer que eso sea cierto...hacía mucho tiempo que no veía la tele y por mi momento personal estos días he cometido ese error. Otro programa llamado "Mujeres, hombres y viceversa" siempre me pareció un paripé, pero ahora igual empiezo a mirármelo con buenos ojos...
 
¿Alguien opina diferente? Si existes habla ahora o calla para siempre...




miércoles, 22 de mayo de 2013

Bronca, ausencia, dieta...

...desvirtualización y vuelta al trabajo

Hace muchos días que no escribo por falta de ganas pero se me están acumulando los temas y no quiero hacer el post más largo del mundo, intentaré no aburriros pero pinta mal la cosa...

La tristeza, la soledad, la apatía, la rabia y los llantos me siguen acompañando, supongo que tardarán en irse, quizás nunca lo hagan del todo pero intentaré empezar a hacer cosas que aunque no me motiven me acerquen en mejores condiciones a mi sueño.
 
El miércoles pasado fue un día casi tan horroroso como los anteriores, pero alguien se encargó de que fuese aún peor: mi ginecóloga, la que iba a llevarme el embarazo, me machacó y no creo que fuese ni el momento, ni necesario, me dejó fatal. Me trató de loca, no entendía que llorase una semana después del legrado ya que un aborto es algo muy normal, le pasa a 1 de cada 4 mujeres. Según ella si estoy así es porque no estoy preparada para tener un hijo, ya que éste no me solucionará la vida, sólo me la complicará. Le pedí una analítica de trombofilias y cariotipo y me dijo que NO, que sólo se hace después de 3 abortos, que no es mi caso y no tiene sentido, le insisto y le digo que me las pago yo y me lo niega en rotundo. No me lo podía creer...¿tengo que pasar por lo mismo 3 veces para que me hagan una triste analítica? Eso es masoquismo...le insistí, ni a los 20, ni a los 30, pero a mis casi 40 años no puedo esperar a descartar un problema que afecta al 10% de las personas y que es de fácil solución por no hacerme una analítica que pago de mi bolsillo y nada, que NO y que NO. Su conclusión fue que me tome este tiempo de descanso forzado para reflexionar si realmente estoy preparada, que vaya a un psiquiatra o psicólogo a hacer terapia pero que así no puedo ir por la vida...¿Os podéis imaginar cómo salí de la consulta? Sólo tenía clara una cosa, no sería ella la que me llevase un próximo embarazo, eso sí que sería estar loca!

Por suerte había cogido hora también con mi ginecóloga de la clínica de reproducción asistida que está al lado, necesitaba saber qué plazos me daba para volver a comenzar y hacerle mil preguntas. Menos mal que hablé con ella, aunque no me quitase el disgusto anterior por lo menos me hizo sentir que lo que me pasa es un proceso normal, que debo vivir un duelo y recuperarme con tiempo y con voluntad. Me explicó que a mi edad las posibilidades de aborto son de un 30-35% y normalmente son debidos a la calidad ovocitaria, que tener uno no te resta posibilidades de tener otro pero que no tiene que volver a pasarme sí o sí. Le pregunté sobre las pruebas a realizar para descartar posibles causas, me facilitó la analítica de trombofilias sin más problema, descartó celiaquía por haber existido embarazo, me prescribió una analítica hormonal completa (incluye tiroides) que me servirá para actualizar datos y para el próximo proceso FIV, y al preguntarle por el diagnóstico pre-implantacional llamó a una bióloga para que me lo explicase con detalle, aunque es un tema que valoraremos con tranquilidad más adelante ya que tiene pros y contras además de un precio muy elevado (3.500 euros aprox.). Los plazos que he de manejar son esperar 2 reglas y empezar un ciclo de anticonceptivos,  eso me lleva al mes de agosto y el laboratorio FIV cierra durante 2 semanas, así que o mis reglas se adelantan, cosa que no suele sucederme o me voy a septiembre...lo que me temía, 4 meses se me van a hacer insufribles, lo único que me ayudaría a dejar de llorar sería iniciar un nuevo proceso...

Después de un miércoles nefasto me marché con mis padres unos días a visitar a mi tío que está enfermo, era un viaje planificado con anterioridad a mi aborto y mi madre no iba si yo me quedaba, así que hice de tripas corazón y me marché...han sido días muy malos, necesitaba estar sola y estaba  rodeada, necesitaba llorar y no podía hasta que llegaba la noche y me metía en mi habitación a desahogarme, ver el deterioro físico de mi tío me apenaba mucho, nadie sabía lo que me había pasado así que me pasé los días disimulando, visitando amigos y familiares con peques y hablando de ellos todo el rato, he de decir que nadie me hizo sentir mal, soy yo la que me martirizo solita pero la tarde del domingo no pude más y se lo conté a mi prima, me entendió y me apoyó, confío que no lo explique a nadie, no quiero a todo el mundo pendiente de mí y mis procesos, la familia es muy grande y no me apetece ser la preocupación de todos.

Desde ayer estoy de nuevo en casa, mi primer y único propósito para esta larga espera es hacer dieta, no me motiva nada, suficiente tengo ya pero no puedo seguir así, he de perder algunos de los 15 quilos que he engordado en el último año y medio para llegar mejor al siguiente proceso, va a ser muy dura la espera estando a dieta pero no me queda otra opción. Empecé ayer mismo e intentaré en unos días obligarme a ir al gimnasio, antes no me costaba pero ahora se me hace un mundo.

En un rato he quedado con Mo, Alpaca y la Mamá de una monita para pasar la tarde juntas, desde hace meses nuestra encantadora chilena soñaba con su viaje por Europa en familia y preparó con mucho cariño los encuentros de Madrid y Barcelona, yo pensaba ir acompañada de mi bollito a conocerla pero la vida me ha cambiado en estos días y no podrá ser, a pesar de ello no puedo faltar a la cita y aunque tristona iré porque se lo merece, además es hoy o quién sabe si nunca...

Mañana vuelvo al trabajo, no tengo ganas, no sé cómo me sentiré...no muchas personas sabían de mi embarazo pero sí algunas, no quiero que me pregunten porque lloraré y acabará enterándose todo el edificio, no me apetece. Tendré que volver a disimular, la mayoría piensan que he sufrido una infección de riñón, toca seguir inventado...

 

martes, 14 de mayo de 2013

Las paredes...

...que me ahogan.
 
Vivo entre dos paredes llamadas pena y soledad, ambas están muy cerca y cada vez que me muevo me golpeo fuertemente. Entre una y otra hay un espacio estrecho y alargado, intento caminar hacia uno de los dos lados, las salidas las veo lejanas y me eso angustia mucho.
 
En mi caminar me voy dando golpes contra las paredes que me oprimen, pena y soledad cada vez parecen estar más cerca, el camino es más difícil y las salidas no parecen cercanas. Hay una puerta a cada lado del estrecho pasillo: la puerta de la renuncia y la puerta de la lucha, tengo claro cuál es la que quiero cruzar pero está llena de miedos que intentan debilitar mis fuerzas.
 
Me siento herida de muerte, me siento débil, me siento tremendamente sola pero no quiero compañía, lloro sola y en silencio, nunca me sentí tan mal como me siento ahora, nunca imaginé que algo así se pudiese sentir.
 
Me dicen que el tiempo será mi mejor aliado, pero el tiempo es de lenta reacción y mientras pasa se hunde el suelo a mis pies, quiero correr pero no me dejan, quiero volar pero es imposible desplegar las alas...
 
 

sábado, 11 de mayo de 2013

Una semana después...

...tristeza y apatía.
 
Ayer me levanté pensando que debía empezar a renacer, poco a poco, sin prisas pero ir haciendo algo aunque no tenga ganas. En estos días lo poco que he ido haciendo ha sido en compañía: junto a mis padres estuve arreglando la terraza después de todo el invierno y las últimas lluvias de tierra, al súper con mi madre, pasear con mi padre y creo que nada más. Decidí ir a la frutería a comprar fruta de verano, me apetece encontrar cerezas y melocotones de viña pero aún es un poco pronto, aproveché para comprar sandía, albaricoques, kiwi, naranja y fresas, al final un poco de todo. No tengo mucha hambre pero después de los primeros días de desgana empiezo a notar ansiedad por el azúcar y no quiero seguir engordando, a ver si el azúcar de la fruta me ayuda a no picotear nada peor.
 
Desde que empecé a pensar seriamente en buscar un bebé en solitario por reproducción asistida hasta hoy he engordado la friolera de 13 kilos, y eso que esta semana he perdido 2, no me había pesado porque sabía que me había pasado y me daba palo, pero nunca pensé que había puesto 15, soy bastante proporcionada y cuando engordo lo hago en general y parece que no se note, pero cuando la ropa ya no abrocha échale 10 fijo. Mi subida de peso ha sido fruto de muchas cosas, aunque no puedo achacarlo todo a los tratamientos hay que reconocer que directa e indirectamente han tenido gran parte de culpa. En los últimos 10 meses llevo 6 de hormonas y retención de líquidos, la ansiedad durante los procesos y las esperas han hecho que coma más, he dejado de ir al gym y cuando empecé ya había subido alguno por comer al ritmo de mi ex (no sabía como echarle la culpa :P ). Ahora he de aprovechar para perder aunque sean 5 más antes de que me dejen empezar proceso, tocará una nueva FIV ya que no me quedan más congelados.
 
El tiempo ayer no acompañaba, quería sol para animarme a ir a la calle a pasear, salir de un encierro voluntario por desgana pero el día era gris. Me pasé la mañana sola en casa y llorando, escribiendo en el blog y llorando, viendo la tele y llorando...

Al mediodía recibí una llamada inesperada de mi acupuntora, me dijo que la última hora del día se la acababan de cancelar y que quería mimarme, que fuese a verla que era un regalo que quería hacerme, me emocionó mucho y se lo agradecí más. Estuvimos hablando, lloré todo lo que quise, le expuse mis miedos, mis ganas, mis ideas y me pautó mi primera necesidad: desbloquear mis pensamientos recurrentes,  me trató con agujas y esencias, también tomo una flor de Bach (Star of Bethelhem) que me recetó por teléfono unos días antes. Salí de allí con mi pena pero con una sensación de menos peso mental, descargada, más ligera y relajada, eso sí, muy cansada y con mucho sueño, intuí que me dormiría fácilmente y sola.

Hoy el nuevo día amaneció tristón, igual que yo. Mi primera noche sola desde que supe que mi embarazo no progresaba, hace hoy una semana. Cuando me tumbé en mi cama estaba muy cansada, ayer fue un día muy duro y eso me ayudó a dormir, cuando me despertaba no sentía miedo, sólo pena, mucha pena, algo con lo que debo aprender a convivir...

 

viernes, 10 de mayo de 2013

Tocada...

...y hundida.
 
Necesito vomitar lo que llevo dentro pero soy incapaz de expresar el peor momento de mi vida, sólo recuerdo algo parecido cuando a los 17 años una gran amiga mía y de la familia nos dejó con sólo 19 de manera inesperada.
 
Nunca somos totalmente conscientes de los riesgos a los que nos sometemos cuando queremos tener un hijo, si tenemos la desgracia de encontrarnos en una de esas indeseables situaciones que se pueden dar en un embarazo se te hunde el mundo sin más, un mundo que acababas de construir pero que desde el principio era tu mayor anhelo.
 
Imagino que todas las que pasamos por esto nos sentimos igual: destrozadas y hundidas. La tristeza se queda corta, es algo que va más allá y que no soy capaz de expresar en palabras. No entiendo qué y por qué pasó...
 
Sufrir un aborto es horroroso de cualquier manera que se mire, y cuando deseas y buscas a ese bebé desde hace algún tiempo te cargas de piedras que hacen el camino aún más duro. Lograrlo por reproducción asistida añade una carga hormonal/emocional imposible de controlar, lo duro que son los procesos, la medicación, la espera, la incertidumbre, las dudas y decisiones a tomar durante el camino, los imprevistos, los retrasos...y no olvidemos la parte económica, que aunque es la que primera damos por bien invertida es muy costosa de soportar. Además, en cada vez más casos como el mío, la decisión de hacerlo en solitario añade más peso a la mochila de un largo camino.
 
A parte de la tremenda pena y desesperación que siento hay algo que no controlo desde que me enteré de que a mi bollito se le había parado el corazón: la soledad. Vivo sola desde hace 14 años y nunca me importó, aunque hubiese renunciado de haber encontrado por quién mereciese dejar de hacerlo. No soy solitaria pero sé estarlo y creo que todos deberíamos saber, es bueno tener tus momentos, ser independiente y no necesitar siempre a los demás. Desde el momento que me creí mi embarazo sentí que había encontrado por quién iba a dejar de vivir sola, ya éramos 2 y debía pensar por 2, renuncié inmediatamente a mi independencia. Ahora una arrasadora soledad me ha invadido como nunca hubiese imaginado, no quiero estar sola y no lo controlo.
 
En estos 14 años fuera de casa de mis padres no recuerdo ni una sola ocasión por la que mi madre se tuviese que quedar en mi casa a dormir, viven cerca y si por algún motivo hubiese necesitado de ellos en la noche es fácil localizarlos y que acudan. Desde el sábado no he dejado a mi madre marcharse a dormir a su casa, durante el día siempre que puede también la tengo en casa. Mi padre va y viene, por las noches duerme solo. ¿Por qué me invade esta sensación de soledad desconocida para mí? Siento que necesito tener a alguien a mi lado todo el rato y cuando me quedo sola lloro y lloro, de día aún salgo al balcón o subo a la terraza a respirar un poco de aire fresco, pongo la radio, hablo con alguien por whatsapp o por teléfono, leo algún blog (aunque no comente), miro facebook...pero me da pánico pensar qué hago por la noche si me da ese momento de bajón sin control y la soledad me secuestra. Esta noche me quedaré sola, tengo mucho miedo...
 
Estoy de baja y sé que volver a trabajar seguramente me vaya bien para entretenerme unas horas pero no tengo fuerzas, ni ganas, ni ánimos...ahora todo es una montaña: levantarme, irme a dormir, leer, ver la tele, escribir, tomar el sol en la terraza, ir a ver a mis sobrinos. El próximo miércoles tengo visita con la gine que me hizo el legrado y veremos si soy capaz de pedir el alta o no. Después aprovecharé para ir a la clínica de reproducción asistida para ver a mi otra ginecóloga y conocer qué plazos me da para volver a empezar, mi cabeza busca respuestas y quiere saber qué pruebas puedo hacerme para descartar fracasos, para más desesperanza el éxito nunca está garantizado.
 
Estoy sin fuerzas pero de lo único que estoy convencida es que si pudiese hoy mismo volver a la carga sería la única cosa que me ayudaría a ir saliendo de mi estado de desolación, la espera me hunde más: esperé un mes en agosto por un quiste, 2 en otoño para hacer FIV, 2 en invierno por hiperestimulación y después del negativo de la primera transfer me levanté en 24 horas porque un nuevo proceso me esperaba y no podía bloquearme ni un segundo más, no hubo esperas y eso me hizo resurgir.
 
El miércoles ocurrió algo que me ha hundido más, pensé que no era posible pero sí, es algo que por sí sólo ya me lleva apenando muchos años y que nunca os he contado, un tema de "desapego" familiar sin sentido que aparece en los peores momentos para darte el puyazo de muerte...no es algo que yo pueda resolver y he aprendido a convivir u olvidarlo en mi día a día, pero cuando una está pasando el peor momento de su vida espera que la mimen y no la jodan más, pues no, me han dado un patadón en el estómago, para que me retuerza más pero esto os lo contaré otro día, creo que da para varias entradas y no es el momento de hacerme más daño.
 
Papá, mamá, GRACIAS POR TODO, OS QUIERO...
 
 

lunes, 6 de mayo de 2013

Sueño roto...

...el post que nunca hubiese querido escribir.
 
El viernes una sombra se apoderó de mí, empecé a tener malos pensamientos y no sabía los motivos pero algo no cuadraba y mi cuerpo me estaba avisando.
 
El sábado volví a tener pequeñas pérdidas marrones y no estaba tranquila aunque sabía que eran de la irritación del cuello del útero, decidí ir a urgencias para no darle más vueltas. La gine que me atendió me echo "bronca" ya que según ella, habiendo pasado por eso y sabiendo que las pérdidas en el primer trimestre son normales no debería acudir a urgencias, me puso el ecógrafo y al poco su cara cambió, no encontraba el latido...mañana tengo legrado.
 
Amor, siempre estarás en mi corazón...

miércoles, 1 de mayo de 2013

12 Meses 12 Retos: Abril, reto secreto...

...by Amagic Mother.


Como cada mes Alpaca y Amagic Mother nos proponen un reto, el de este mes era secreto y consistía en que cada una de las participantes debía retar a otra en secreto y sólo la retadora y la retada lo sabían hasta que el "proyecto" se publicase.

Llegó el momento de publicar y puedo decir que ni he empezado aún mi reto, peeeeeeeeeeero tuve suerte y como mi retadora es Amagic me dio más margen para ello...jejejeje...a esto se le llama tener morro, peeeeeeeeero es que el reto necesita de todas mis neuronas y todo mi corazón y va a ser que lo segundo está bien y trabajando para dos, pero mis neuronas no funcionan, pero nada de nada...ya os he comentado que los síntomas del primer trimestre + la medicación me tienen fundida, empecé por comentar menos pero leerlo todo y ahora llevo unos días que ni leo, cuando llego a casa sólo tengo ganas de tumbarme: ni leer, ni tv, ni blog, ni apalabrados...sólo dejarme llevar a un estado de relajación que más de una vez me ha llevado a dormir 11 horas seguidas, espero que el segundo trimestre me devuelva a mi estado natural porque soy una piltrafilla.

Os cuento cuál es mi reto y lo dejo pendiente de publicación, se llama "Mi querido bollit@...", Amagic me propone escribirle una carta a mi peque con lo que quiero decirle el día que nazca, cuando por fin le tenga en mis brazos ¿a qué es bonito? A mí me parece precioso, pero necesito estar en plenas facultades físicas y mentales (ahora no lo estoy) para hablarle desde el corazón y explicarle lo que siento por el/ella, que es mucho y necesito expresarlo.

Amagic, muchas gracias por ponerme un reto tan bonito y por darme cuartelillo...