domingo, 23 de febrero de 2014

Mamá...

...qué grande eres!!!

Hoy es el cumpleaños de la persona que más me quiere y probablemente con la que más me enfado, mi madre ¿Por dónde empiezo a agradecerle todo lo que soy? Es imposible...

Siempre fue una mujer fuerte físicamente, aunque ahora con 66 años ya no es lo que fue sí sigue teniendo buena salud. Sentimentalmente salí a ella: necesitamos poco para emocionarnos y ponernos a llorar, vaya par! Es muy transparente e impulsiva, lo que le ha traído más de un problema de interpretación, lo que piensa lo dice y no repara en cómo lo hace...todo el que la conoce minimamente sabe que tiene un corazón de oro y que lo que pretendía decir es la interpretación buena de la frase...porque ella procucará siempre no ponerse en lo peor y animar y dar esperanzas a todo el mundo. Le cuesta muchísimo reconocer sus errores e intentar cambiar, siempre se excusa en que ella es como es y ya no tiene edad para cambiar. Siente pasión por sus nietos: los besa, los achucha, les dice lo guapos que son y cuánto los quiere cada vez que puede, tanto que mi sobrino de 5 años cuando le dices que es guapo responde: "Sí, lo sé, me lo dice mi iaia..."

Mi madre tiene mucho amor dentro, y sé que no expresa todo el que lleva (menos mal...), es muy familiera, siempre le ha pesado mucho que la familia que vive en nuestra ciudad (por parte de mi padre) sea tan despegada. En cambio la de mi madre, que está practicamente toda en Andalucia, es todo lo contrario, ella eso lo echa mucho de menos...

El 2013 fue un mal año para ella:
  • Murió el único hermano que le quedaba con vida, su hermano mayor, el mediano nos dejó hace unos 7-8 años y para ella era como quedarse "sola", aunque en el fondo sabe que tiene una familia donde sus primos siempre fueron hermanos y sus tías madres, y así sigue siendo... Mi madre no conoció a la suya ya que murió cuando ella sólo tenía 13 meses, de ahí el apego familiar, fue criada por su abuela y sus 7 tí@s y sus respectiv@s, creció con sus primos que son como hermanos.
  • Su hijo vive su vida, dejémoslo ahí porque no le daré más vueltas al desapego de mi hermano, me conformo con ver a mis sobrinos y sentir que se desviven por nosotros, nunca quieren que nos marchemos y nos lo demuestran semana a semana cuando vamos a verles.
  • Yo le di un 2013 de mierda con mis 2 abortos y 3 negativos ¿Qué hay peor que ver a una hija sufrir?

Siempre he sabido que mi madre se dejaría la vida por mí, a pesar de ello me resulta muy fácil enfadarme con ella (siempre más de lo que debería) y tener poca paciencia...sí, lo reconozco aquí públicamente, aunque a ella no recuerdo habérselo dicho más de una o dos veces...

Se ha "comido" en primera persona y por "gusto" de su hija 8 tratamientos de fertilidad, con más disgustos que alegrías, aunque ahora vivamos un momento dulce no puedo olvidar lo que ha sufrido junto a mí...lo que ha soportado mis lloros y mis rabietas, mis penas y mis gritos, mis desvelos y mis males...aunque en más de una ocasión ha dicho frases poco adecuadas sé que siempre lo ha hecho todo pensando que me ayudarían a salir del pozo.

Toda su vida ha sido trabajar para darle a sus hijos una vida mejor que la que ella tuvo, no se daba ni un solo capricho para que sí los disfrutaramos nosotros, no hemos tenido una vida de lujos pero mi hermano y yo hemos tenido más de lo que mis padres podían, todo gracias a que siempre fue una hormiguita y ahorraba para que sus hijos tuviesen algunos caprichos innecesarios.

Estos últimos días de tratamiento ha sufrido jaquecas e insomnio, ahora que todo está en calma le dio el bajón físico/mental y se fue al médico para recuperarse. A pesar de ello cada semana se pasa un día por mi casa y me hace el baño, me pasa el aspirador y me limpia el polvo, no quiere que haga mucho hasta que no pase el primer trimestre...muchos días me trae cena o me prepara un tupper para el trabajo. Sé que todo lo que le pida me lo da y sé que su mayor ilusión ahora es ejercer de abuela todos los días (o casi) y sólo deseo darle esa felicidad en unos meses, sé que para ella sería el mejor regalo del mundo y yo estoy deseando que así sea.

No me va a dar la vida para agradecerle y reconocerle a mi madre todo lo que me da. Mamá te quiero...

viernes, 21 de febrero de 2014

Soy masoca...

...lo confieso.

Gracias por vuestras palabras de ánimo y consejitos, intento aprender de todo cada día.

En el post anterior os contaba cómo me encuentro, espero no haber dado la sensación de que era una queja, todo lo contrario...estoy feliz de sentirme mal

En la visita con la psicóloga le explicaba que llevaba los 3 últimos días muy revuelta y mareada pero que no quería tomar nada ya que si dejaba de tener síntomas estaría muy nerviosa, con lo primero "me siento mejor" y me dijo que miedos fuera, pero yo le insistí y me dijo: ¿Eres masoca? La respuesta es evidente SÍ!!! Le puso una nota a la ginecóloga, con la que tenía visita después de ella, para que me recetase Cariban y aunque no estaba muy convencida de tomarlo (no porque crea que afecte a mi bollit@ si no por no sentir nada) sabía que tal y como me encontraba acabaría sucumbiendo.

La gine me lo recetó y también me dio unos consejos, he preferido probar con lo segundo y hombre, bien, bien no estoy...me siento rarita todo el día pero de una manera más llevadera que me permite trabajar en condiciones y seguir sin nervios, esa sensación me mantiene tranquila, por lo que me habéis contado os ha pasado a muchas y creo que es de estar un poco locas pero: BENDITAS NAUSEAS!!!

Me preguntó la psicóloga si estaba más olvidadiza de lo normal, no he tenido esa sensación pero sí mucho más torpe, le comenté que pensaba que eso ocurría mucho más avanzada, me dijo que no, que como me paso el día pensando en mi peque no presto atención a las cosas y de ahí mi torpeza: estos días he tirado 2 vasos de leche encima de mi mesa de trabajo, todo se me cae de las manos de la forma más tonta posible.

Por otro lado mis pechos siguen preparándose para la batalla, por las tardes me aprieta al abrochar el abrigo y por las noches cuando me libero del sujetador tengo la sensación de que cada uno de ellos pesan 100kg., igual que con las nauseas encantada de sentirlos en cada movimiento: VIVA EL DOLOR DE TETAS!!!

Del sueño poco que contaros: MOLA!!!

Me hace gracia que todas me decís que será niña, la verdad es que yo aún no me planteo esa pregunta, lo único que me preocupa es que vaya todo bien y esté san@. Es cierto que me gustaría que fuese niña pero si es niño será el hombre de mi vida, sin lugar a dudas...



miércoles, 19 de febrero de 2014

No estoy desaparecida...

...pero no doy para más.

Una entrada corta para deciros que sigo viva, pero mi cuerpo ya no me pertenece, mi invasor@ se apoderó de mí.

Mi cuerpo sigue las reglas del manual de embarazo, empecé con unas leves nauseas en la semana 6, llevaderas...pero ha sido entrar en la 7 y mi cuerpo está totalmente revuelto, lo peor es que ocurre así durante todo el día, sólo cuando me despierto en medio de la noche me siento bastante bien, pero es levantarme de la cama y los mareos y nauseas no me abandonan hasta que a las 21h. caigo rendida. La comida entra bien (de momento no sale) pero comer no me da un ratito de margen para descansar, acabo de comer y estoy igual de revuelta.

Ayer tuve eco, la semana pasada también y todo está bien. El saco se ve bien situado y el embrión creciendo día a día, ayer estaba de 7+3 y medía 12mm. (es tan mon@!!!!!). Aproveché para ver a la psicóloga y contarle que aunque estoy aparentemente tranquila por las noches tengo muchas pesadillas, todas relacionadas con el embarazo, estuvimos hablando de miedos y sentimientos, me ayudó a reflexionar mi situación desde otros puntos de vista que espero me ayuden en los próximos días.

La gine me mandó Cariban para las nauseas y me dio unos consejos, antes de empezar con las pastillas he probado lo que me ha dicho y la verdad es que esta mañana estaba mucho mejor, me siento rara pero es llevadero. Antes de salir de la cama me como una galleta, un trozo de pan tostado o similar y no pruebo los líquidos hasta media mañana, de momento me está resultando efectivo.

Quiero empezar mi diario de embarazo en breve pero aún no me atrevo...


sábado, 1 de febrero de 2014

Primeros días...

...juntos.

Primero de todo quiero agradeceros todas las felicitaciones y buenos deseos que me habéis enviado desde que os anuncié mi positivo, como imaginaréis estoy muy contenta, pero a la vez muy contenida por miedo a que algo vaya mal. Algunas de vosotras me decís que debo disfrutar cada momento, me encantaría poder hacerlo pero es difícil, cuando has vivido la experiencia en tus propias carnes eres consciente de lo frágil que es ese pequeño ser que recién habita dentro tuyo...

A pesar de ello se puede decir que estos días están pasando lentos pero tranquilos, sin sustos. Mi gran obsesión es el dolor de mis tetas, fue lo primero que perdí cuando mi primer embarazo se malogró y ahora tengo fijación. Por suerte el dolor es bastante intenso y casi que ni necesito tocarlas para saber que duelen, cualquier roce es molesto y yo encantada de que así sea. Más de una mañana me he emparanoiado con el dolor porque al levantarme es menos intenso, a lo largo del día va a más y sólo el hecho de notar menos dolor me ha agobiado, ahora que ya sé que es así espero preocuparme menos.

Del resto de síntomas poco que contar, me da sueño muy temprano, poco después de las 21h. me quedo frita pero me despierto a media noche o antes de mi hora bastante despejada. Las nauseas no han aparecido aunque recuerdo que en el primer embarazo todos los males me llegaron en la semana 6, hoy cumplo 5.

Quiero ir paso a paso, sin pensar más allá del próximo momento importante que será la eco de confirmación donde debería verse el saco (creo que será sólo uno pero hasta ese momento no se puede asegurar) y probablemente el latido. Si está todo bien pensaré en la próxima meta...

Mi madre me está mimando un montón, el otro día llegué a mi casa y había estado ella allí, me hizo el baño, me aspiró el piso y me limpió el polvo, vaya sorpresa! Además me trae tuppers con comidita sana y está pendiente todo el día de mí.

Mi otro pensamiento recurrente es nuestra Calvita, no dejo de pensar en ella y en sus papis, enviando energías y deseando segundo a segundo que la vida sea justa con quienes  tanto lo merecen, confío ciegamente y tengo miedo a la vez, pero esa niña tan especial nos demuestra cada día que es realmente una luchadora increible. Princesa, te queremos...