miércoles, 22 de octubre de 2014

La rubia...

...y la morena.

 
Retomo el tema de las casualidades para contaros cómo acabó la feliz coincidencia del nacimiento de las Zipi y Zape.

Tanto a mi amiga M como a mí nos inducían el parto el día 9 de octubre, yo ingresé la noche anterior para ponerme prostaglandinas y M el mismo día 9 por la mañana. En el grupo de amigos comunes de whatsapp íbamos dando parte de la situación...en mi caso el parte era más escueto ya que yo era la que radiaba la situación y en el caso de mi amiga era su pareja, a pesar de todo no dejé de informar.

A lo largo de la mañana del día 9 las dos estábamos enchufadas a la oxitocina con diferentes resultados, mis contracciones eran altas pero yo no las notaba de forma dolorosa y mi dilatación era nula. M tenía 3 cm. de dilatación, las contracciones eran altas y sí las notaba, la pasaron a sala de partos y le pusieron la epidural, pintaba un parto vaginal en toda regla.

A las 14 horas aproximadamente cuando a mí me dicen que voy a cesárea ya que no dilato y la niña no apoya, después del bajonazo de rigor aviso que en breve me llevan a quirófano y ahí corto la comunicación hasta que mi princesa haya nacido.

Al acabar la cesárea y estar ya con mi niña en el pecho en sala de reanimación recupero el móvil, primero para hacernos una foto: mi madre, la niña y yo...la comadrona se ofreció muy amablemente. Poco después consigo hacerle una "foto" a la princesa...entre la vía en brazo izquierdo con dos goteros, el tensiómetro en el brazo derecho, la peque pegada a mi pecho, la anestesia y la tapa del móvil dando por saco imaginaros que muy buena no resultó, al intentar enviarla al grupo me encuentro con la foto del feliz papá con su retoño en brazos...M también había dado a luz!!!

Aviso del nacimiento de mi niña y resulta que ambas habían nacido con media hora de diferencia, finalmente las dos por cesárea, midiendo lo mismo y pesando muy parecido...una muy rubia y la otra muy morena...casualidades???

Los amigos flipaban y nosotros más...les tocó hacer ruta de hospitales para conocer a las 2 nuevas integrantes del grupo, hasta el momento sólo teníamos un baby de 8 meses y ahora ya son 3, todos nacidos en el mismo año...

Las 2 princesas se conocieron el finde pasado paseando por una feria del barrio, no fue premeditado pero coincidió que me avisaron que iban a dar una vuelta y yo salía en ese momento hacia el mismo lugar...al día siguiente nos volvimos a encontrar por casualidad y volvimos a pasear a nuestras niñas, la verdad es que vivimos muy cerca y no es de extrañar pero la verdad es que a quién le contamos lo que nos ha pasado flipa, la vida tiene a veces curiosas coincidencias.

De momento la rubia y la morena con sus pocas horas de vida ya tienen una bonita historia que contar, espero que acabe de nacer una amistad para toda la vida...

domingo, 19 de octubre de 2014

De sueño...

...a realidad!!!

Estoy emocionada y no sé por dónde empezar, lo que sí os puedo asegurar es que esto promete ser una entrada larga, tengo muchas cosas que contar y no me apetece hacer fascículos del día más importante de mi vida, quiero contarlo todo YA!!!

El miércoles 8 a las 20h. ingresaba en la clínica para iniciar la inducción durante la noche con prostaglandinas y ablandar así el cuello del útero. Por la tarde empecé a ponerme nerviosa, no me daba miedo pero no podía creer que de allí saldría con mi niña en brazos. Mis padres no tienen carnet de conducir así que subimos los 3 en el bus con la maletita más cargada de ilusiones que nunca he llevado encima.

El ingreso fue rápido y sencillo, me pusieron las prostaglandinas y me monitorizaron durante 2 horas, todo estaba bien aunque mi situación seguía siendo la misma de hace 5 semanas: cuello cerrado y formado, dilatación 1 cm. A las 2 horas me llevaron a mi habitación, la 731 y allí dormí, mejor dicho, no dormí en casi toda la noche.

Antes de las 9 de la mañana vinieron a buscarme para llevarme a registros de nuevo, monitores y tacto: situación casi la misma, cuello poco ablandado, 1cm. de dilatación y lo que peor veía la comadrona era que la cabeza de la princesa no apoyaba, subía cada vez que la tocaba y así no conseguiría ni borrar el cuello ni dilatar. Siguiente paso: oxitocina, empezaba la fiesta!!!

Según los monitores comenzaron las contracciones más o menos regulares e intensas y yo no notaba dolor alguno, una ligera presión en la panza y un leve dolor de regla, era algo muy pero muy soportable, según la comadrona no es lo habitual pero algunas personas no notamos el dolor. Durante 5 horas estuve enchufada y me hicieron 3 tactos, la situación no variaba: cuello entero, dilatación 1cm., cabeza libre. Me dijo que iba a hablar con mi ginecólogo porque no veía progreso alguno y no tenía mucho sentido seguir así, a las 13.30 aproximadamente me decía que mi ginecólogo había recomendado cesárea y a mí en un principio se me cayó el alma a los pies...pero confío en él y no quise/pude darle más vueltas.

Me dio tiempo de avisar a mi hermano y poco más que venían a buscarme para prepararme, me separé de mi madre para reencontrarme en el quirófano con ella minutos después, por suerte en mi clínica dejan asistir al acompañante durante la intervención. La anestesista me puso la intradural, se pincha en la espalda igual que la epidural pero no dejan catéter alguno ya que tiene una duración suficiente para la cesárea y pocas horas después, te duerme de cintura para abajo. Una vez estaba tumbada con los brazos en cruz, derecha tensión, izquiera vía con goteros y pulso, me pusieron una pantalla y empecé a notar como me tocaban la barriga o qué se yo...sé lo que me explicaban y era que me estaban sondando y que en breve empezaría..."¿Y mi madre?" le pregunté al ginecólogo...a lo que me responde que estaba cambiándose de ropa, que habían coincidido en el vestuario y le había visto en calzoncillos..."Cómo se entere mi padre!!!" le dije...a lo que me responde que él no iba a decírselo...jajjaja... En ese momento entraba mi madre disfrazada de médico, con su mascarilla y todo y se sentó a mi lado derecho, me cogió la mano y me la apretó: "Mi niña, ya estoy aquí y en breve tendrás a tu hija contigo".

Empecé a sentir mucho sueño, le pregunté a la médico anestesista que permaneció todo el rato a mi lado si era normal y si podía llegar a dormirme, me respondió que sí a lo que me puse a dar órdenes: "Si me duermo quiero que mi niña esté con mi madre en todo momento, que haga el piel con piel hasta que yo pueda...", creo recordar  que lo pedí varias veces. Empecé a dar arccadas y a tener sudores fríos, pensé que me iba a desmayar...todo lo que sentía se lo decía a la anestesista a lo que ella me explicaba los motivos, parece ser que la intradural produce una bajada de tensión, algo me dijo que hacía y en unos minutos parece que mejoré...mi madre estaba tranquilizándome y limpiando con una gasa mi sudor...en seguida, sin esperarlo aún, escuche un llanto y la voz de mi ginecólogo que me decía: "Aquí la tienes!" y por encima de la pantalla apareció una cosita preciosa, toda blanca y roja, lloraba y de la sangre que manchaba su cuerpo cayó una gota en mi frente que me supo a gloria...y me dijo que la naturaleza es sabia ya que la niña no se encajaba porque llevaba una vuelta de cordón y nudo, que de haber bajado tendríamos que haber salido corriendo. La comadrona la cogió y la trajo a mi lado izquierdo para que la besara, decía que era una rubia preciosa y yo no podía parar de decir: "Mi niña te quiero, mi niña aquí está mamá". Se la llevó para limpiarla en una mesa que había a mi lado, más que limpiarla la vistió, sólo le dejó limpia su carita y en el arrullo se la entregó a mi madre que me la puso cerca de mi cara para que la besara y la oliera...en ese momento, mientras también me cosían, empecé a notar que no podía respirar y le pedí a mi madre que me apartara un poco a la niña que me ahogaba, la anestesista me puso oxigeno y pinchó algo en el gotero, me pidió que no respirará profundo, era peor...con mi mano derecha podía tocar el piececito de mi princesa y era tan pequeñito y calentito...sin darme cuenta estaba ya cosida y venían a buscarme los camilleros para llevarme a reanimación, mi madre salía por una puerta con la niña y a mi me sacaban por otra, en menos de 5 min. estábamos las 3 juntas de nuevo y allí sí pude poner a mi pequeña sobre mi pecho, abrazarla, acariciarla, mirarla, olerla, besarla...la verdad es que fue todo muy rápido, desde que nació mi niña a las 14:37 hasta que estábamos en reanimación no llegó a la media hora, diría que como mucho 20 min. y la princesa en todo momento estuvo conmigo o con mi madre, me encantó el trato de la clínica a un parto con cesárea y aunque hubiese preferido un parto vaginal cuando me dijo el motivo por el que no encajaba su cabecita se me pasaron todas las penas y empecé a disfrutar del regalo que acababa de nacer de mi barriga...


¿Qué os puedo contar de mi niña? Uuuufff...amor de madre...es preciosa, muy rubia, blanquita de piel, 3.620gr y 51,5cm.


¿Qué siento? Pues que aún no me creo que esa preciosidad sea mía y solo mía, llevo casi una semana en casa y sigo en las nubes, la miro y la remiro, la huelo, le busco algo feo y no se lo encuentro, la acarició, le hablo, le canto, la observo, la consuelo, la limpio, le doy masajes, le hago fotos y vuelvo a empezar, no duermo pero no me importa, y no porque ella no me deje ni un minuto para mí...pero es que me cuesta coger el sueño de lo feliz que soy, tengo momentos en los que siento vértigo de la responsabilidad tan grande que tengo ahora, de si seré capaz de hacerlo bien, de no saber qué hacer para calmar su llanto, de sentirme culpable por haberme olvidado de cambiarla después de la toma, o de ir a verla dormir mientras voy haciendo cosas por casa, de sentirme torpe e inexperta...pero me voy a dejar la vida en cuidarla, educarla, amarla, de eso no tengo la menor duda...









miércoles, 8 de octubre de 2014

Coincidencias...

...Casualidades?

No recuerdo que os haya hablado durante mi embarazo de las casualidades que me han ido ocurriendo con una amiga bastante cercana, pero la verdad es que todo apunta a que sea un bonito lazo entre 2 nuevas amigas...

Cuando yo ya llevaba varios tratamientos y el primer aborto, una pareja amiga que hacía más de un año que buscaban descendencia empezaron a plantearse su primer tratamiento de reproducción asistida. Intenté orientarles todo lo que pude y cuando empecé el sexto o séptimo tratamiento les comenté que no les daría detalles de las fases en las que estaba, si necesitaban consejo podían preguntarme pero no sobre mi momento, prefería no hablar de ello. Ellos también decidieron no contarme nada al respecto y fueron pasando las pruebas y los meses.

Al iniciar mi último tratamiento vi un estado de whatsapp en el contacto de mi amiga que me hizo sospechar que habían comenzado tratamiento: "Empezamos!!!", tampoco le di mucha importancia hasta que un par de días después de mi transferencia quedamos para cenar y bebió agua...mmmmmm...eso me hizo sospechar y al ir al baño miré su estado de what y ahora era: "Esperando!!!" Jajajajaja...blanco y en botella!!! Al obtener mi positivo ni me acordé pero al día siguiente se me vino a la mente y revisé su estado: "Síiiiiiiii!!!" Uuuuffff...qué subidón me dio!!!

Como quien no quiere la cosa les envié un what preguntando cómo estaban, sabía que me propondrían quedar...así fue...quedamos y nos dimos la noticia, ellos ni se imaginaban que yo llevaba la misma...fue divertido!

Lo que no nos imaginábamos es que la casualidad era aún mayor...ellos hicieron una inseminación el día 11 de enero y a mí la tranferencia de blastos (a 5 días) el 16, así que la FPP era la misma...jajajjajaa...ellos no entendían cómo yo lo calculaba y se quedaron a la espera de que su gine así lo confirmara, y lo confirmó!!!

Hemos llevado el embarazo a la par...tanto que hasta coincidimos en el sexo: niñas! También he de decir que vivimos muy cerca, tenemos un grupo de amigos común con el que salimos frecuentemente, vamos al mismo gimnasio, etc...a los amigos en broma siempre les decíamos que coincidiríamos en el parto para que hicieran ruta de hospitales, no nos llevan en la misma clínica.

Y lo último ya es que una vez cumplida la FPP ninguna de las dos hemos parido aún pero a las 2 nos han programado la inducción para mañana!!! Así que es probable que coincidan hasta en el día de su nacimiento.

Me parece una coincidencia preciosa...


martes, 7 de octubre de 2014

Más monitores...

...seguimos esperando.

Vamos por la quinta semana consecutiva de monitores y mi cuerpo no da señal alguna de parto, ni una sola contracción llegando a la semana 41, cuello cerrado y formado...y yo que no puedo más con mi cuerpo.

Mi gine me ha dado 2 opciones si no me pongo de parto en los próximos días, inducir el día 13 o el día 9, aunque de inicio prefería esperar por si se obra el milagro reconozco llevar días ansiosa e impaciente por el nacimiento, preocupada y casi desesperada... Según él las posibilidades de no llegar a inducción el día 13 son pocas así que me he decidido por inducir el 9, quizás si esperase podría ser innecesario pero siento que lo mejor ahora para las dos es mirarnos, tocarnos, olernos, lo necesito...

Deseadnos buena suerte, durante el parto y para después, para ella pido que no sufra y sea una bebota sana y fuerte, para mí que aunque pase los dolores de un parto inducido se quede en eso, dolores y lágrimas de felicidad al verla en mis brazos llorar en nuestro primer piel con piel...