viernes, 9 de octubre de 2015

El primer año...

...de mi princesita.

Justo hace un año, a las 14:37 de la tarde vi por primera vez a mi rubia, la pude besar, oler, tocar...todo eso desde una mesa de quirófano y después de una cesárea respetada, no la pude tener en mis brazos hasta 5 min. después en la sala de reanimación, pero mientras tanto estuvo en brazos de la iaia que me la puso cerca de mi cara y pecho para que pudiera disfrutarla, en ese momento hice lo que pude porque me ahogaba pero fueron unos momentos mágicos.

Y parece que fue ayer, tengo un recuerdo tan nítido que no puedo creer que haya pasado un año, los 12 meses más rápidos e intensos de mi vida, los primeros 12 meses de "MI VIDA". Por otro lado la Rubia parece que en vez de un año cumpla 2, por lo grande que está, por la autonomía que tiene y por algunas cosas que hace que tienen tela.

Hace 3 semanas empezó la guarde (sólo por las mañanas) y no ha ido del todo mal, la primera semana se quedaba muy feliz y al volver me la encontraba igual o un poco derrotada por el cansancio y/o lloriqueando al verme. La segunda semana ya se encargaron los abuelos de llevarla y traerla, entraba feliz pero al ver que los iaios se iban de la guarde lloraba, según dice la profe le dura 1 minuto, otra mami amiga que entra minutos después a su peque confirma que ella la ve jugando y tranquila. Pero esta semana se agarra a la pierna de los abuelos nada más cruzar la puerta, no llora hasta que se despiden pero parece que ya sabe lo que viene y anticipa sus reacciones. Al ir a recogerla esta jugando tranquila pero al verlos corre feliz hacia ellos y no los suelta. Algo parecido le pasa cuando llego de trabajar, se viene feliz a mi encuentro y no puedo soltarla en un buen rato, si intento ir al baño y "desaparezco" se pone a llorar y a buscarme, entré en la fase de no poder hacer pis sin compañía.

A pesar de esos llantos sigue siendo muy sociable y le da la mano a cualquiera que se la pida para "irse", aunque su gran pasión es una y sólo una: el IAIO...le tiene devoción, es algo brutal, si no fuese por la teta pasaba de mí con el abuelo cerca...y el abuelo que no sabe hacer otra cosa que tenerla en brazos porque dice que como no para se va a caer y a hacer daño, pero se queja de que le duelen los brazos porque ya pesa mucho...así que cuando la suelta recoge toooodos los juguetes para que no se tropiece y la niña se aburre con el suelo pelado y le pide brazos...jajajjaja...vaya par de dos!!!

Otra pasión de la Rubia es el pienso de la gata, la primera vez que la pillé metiendose una bolita en la boca pensé "Cuando la pruebe ya no lo vuelve a hacer..." JA JA JA...pues debe ser que le gusta porque cada día se zampa alguna ante mi despiste, hasta salir de la cocina con el cuenco en una mano y comiendo con la otra la he pillado, encima ahora que sabe que se las saco de la boca no las saborea y las traga rápido, menuda es ella! Aunque también es generosa, siempre le da de su comida a la gata. no lo hace porque se le caiga, no...le da lo que sabe que le gusta, cuando le ve rondando la trona le suelta trocitos de jamón dulce o pescado y mira a ver cómo se lo come, después se ríe. Yo debo ser otro de sus experimentos ya que le encanta darme a probar sus galletas mientras se parte de la risa.

Sus juguetes preferidos son la escoba, la fregona, el recogedor, los utensilios de cocina, los tuppers, las etiquetas de la ropa, las bolsas, cualquier cajón sin cerrojo, las tapas del wc y el bidé, los tubos de crema, etc...en su habitación hay un montón de juguetes y peluches pero allí dura el tiempo que tarda en desordenarlo todo y sacar a pasear el sillón de espuma, es decir, lo más aparatoso que encuentra. Lo utiliza para escalar, no para sentarse, eso es muy aburrido mamá!!! Intenta comerse las piedas de decoración que hay en un macetero, además aprovecha para remover la tierra y dejar sus marcas por todo el piso.

Le encanta salir a la calle a pesar de tener que sentarse en el carro, eso sí, cuando lleva un ratito razonable quiere bajar y seguir explorando el mundo por su cuenta. Al paso que va la conocerá todo el barrio, le ha salido la vena infanta y va saludando con la mano a todo kiski. Le gusta empujar su propio carro cuando se baja, andar en dirección opuesta a nuestro destino, si la cojo en brazos se retuerce para bajarse pero si empiezo a correr/trotar/dar vueltas...se descojona y no necesita más (¿Para qué pago cuota de gimnasio?)

Le chiflan los animales y su relación con la gata va cada vez a mejor. La gata la respeta aunque la persiga con la cuchara de madera en mano, una se escabulle y yo gritando detrás que a la gata caricias suaves, creo que cuando la Rubia entienda más se llevarán genial. Cuando se deja acariciar, la peque se ríe mucho pudiéndola tocar pero aún tengo que controlar que no le tire de los pelos, ojeras, cola, bigotes...tiene las manos muy largas!!!

La iaia es la persona que más fácilmente la hace reír, cualquier tontería que le haga ella le sirve para troncharse, le repite lo mismo otra persona y la mira con asombro, pero la abuela debe tener cara de chiste o algo así., supongo que es porque es muy expresiva y espontanea pero muero de amor viéndolas reírse juntas.

La Rubia come muy bien, tiene días que parece que no tenga hambre, son los menos y no la obligo porque la mayoría de días no es así. Tiene curiosidad por la comida y casi todo lo come ya en trozos, el pescado, las hamburguesas, el arroz con pollo, la pasta, tortilla, jamón dulce, queso, etc...le encanta guarrearse e intenta pinchar con el tenedor sus trocitos, cosa que no ha logrado, pero si le doy el tenedor con comida sí se lo lleva a la boca.

Sigue durmiendo muy bien de noche, aunque se despierta para pedir tetita al colechar es muy fácil coger el sueño de nuevo, ella y yo.

Hay mil cosas más que podría contar de ella pero ni tengo mucho tiempo ni quiero aburriros, lo único que quiero decirle, espero que la Rubia lea algún día este blog, es que nunca podría haber imaginado que la realidad fuese infinitamente mejor que mi sueño, que he vivido junto a ella un año maravilloso, que gracias a ella he vuelto a ser yo misma e incluso mejor, que la AMO sin medida, que daría mi vida por ella, que deseo que en esta vida la felicidad sea su camino y nunca su meta, que siempre me tendrá, que me ha enseñado tanto desde que llegó a mi vida y sigo con tantas ganas de aprender, que soy inmensamente feliz con ella y que su madre sabe que aunque el camino fue muy duro lo volvería a vivir mil veces sólo porque lo que siento por ella es lo mejor que me pasó nunca. Aunque estas cosas no se dicen, se demuestran y a eso voy a dedicarme el resto de mi vida...

Felicidades MI AMOR! Es imposible explicar lo mucho que te quiero.


10 comentarios:

  1. Felicidades a la rubia y ati que cumples un año de mama.!.! Disfrutar del dia!.!

    ResponderEliminar
  2. Muuuu chas felicidades Rubia!! Eres preciosa y con esa actitud te vas a comer el mundo!! Tienes una mama que vale millones así que se buena y cuidala . Muchos besos vacunos de la otra rubia y su mami.

    ResponderEliminar
  3. Hola. muchas felicidades por este primer año y a ti por tener ese tesoro. Me alegra leer que está muy contenta en la guardería.. seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  4. Muchas felicidades por ese añito y ¡¡que bonitos los parrafos finales¡¡
    Lo del Iaio a mi peque tambien le pasa y estando el abuelo no estoy ni yo ni nadie mas ;)
    Un besote de los dos para las dos y ¡¡ a por los dos añitos¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Felicidades a la rubia!!!! (y a la mami de la rubi también!!! =) )

    ResponderEliminar
  6. Que hermoso blog, llegue a el gracias a al blog pasito a pasi que leo desde hace un par de años, tu historia me ha ayudado a conocer mas de este proceso que despues de varios años de meditar me he decido a comenzar y decidi escribir tambien mi blog, te invito a que lo visites
    Muchas gracias porque cada uno de tus articulos han sido inspiradores y de mucha ayuda
    Un abrazo
    Mi blog es Zapatitos de estambre

    ResponderEliminar