lunes, 22 de febrero de 2016

Mi peluda...

...Cloe

Hace mucho que no me paso por aquí, la verdad es que desde que la Rubia es "independiente" el tiempo se me ha vuelto incontrolable...

Hoy vengo a contaros que he pasado unos días muy duros, mi peluda Cloe me ha dado un sustazo del que ahora parece recuperada, tiene un tratamiento antibiótico de 6 semanas, pero parece que todo marcha bien, durante unos días pensé que mi gatita no lo superaría  .

Hace 15 días, un domingo por la tarde me la encontré muy decaída, tumbada en su capazo que no levantaba ni la cabeza, la latita del mediodía ni la había probado, nunca la había visto así...a pesar de sus casi 16 años nunca ha estado enferma.

Le di agua y bebía aunque sin levantarse, la hice caminar y parecía muy cansada, se sentaba sobre las patas traseras con la cabeza muy, muy  baja, algo que nunca le había visto hacer, no podía levantarla. Esperé a ver si se le pasaba pero por la mañana del lunes estaba igual o peor, me fui a trabajar pendiente de llamar a su veterinario a las 10 y llevarla lo antes posible, mis padres se quedaron a su cuidado y a las 8 de la mañana me llaman para decirme que había muerto...casi me da algo...entre lágrimas y negándolo estaba cuando mi madre me dice: "No, se acaba de mover, pero está muy mal!" Salí corriendo hacia casa y todo el camino culpándome por no haber ido de urgencias la noche anterior o si se moría y yo no estaba... Al llegar me la encontré casi igual que la dejé, supongo que la pobre no debió dormir nada quedándose un rato traspuesta, mis padres la vieron, la tocaron y se temieron lo peor, de hecho me dicen que la notaron"tiesa".

Me la llevé al veterinario y la dejaron con suero todo el día y haciéndole pruebas, pero nada bien me olía...Cloe en el veterinario se convierte en una fiera y allí estaba quieta y dejándose sobetear por "aquel señor", con un maullido lastimero y débil, con una mirada tristísima...se me saltaban las lágrimas.

El veterinario me dijo que estaba mal y que por la edad pensaba que podía ser una insuficiencia renal, me bombardeo a preguntas sobre sus hábitos y lo que había observado yo los últimos días...la verdad es que nada raro había visto hasta el día anterior.

Durante 4 días estuve llevándola a las 10 de la mañana para enchufarla al suero y recogiéndola a las 19 horas, mientras le hicieron analítica para "descubrir" insuficiencia renal y nada...las de tiroides llegaron el día después y tampoco era ese el problema, hicieron eco y tampoco, al final ha resultado ser una infección de orina de caballo que subió al riñón, el veterinario alucina con la sintomatología tan bestia que presentaba la gata y tan rápida...pero lo importante es que está respondiendo muy bien a los antibióticos y la dosis de potasio extra que le doy, por suerte hace unos días que ya la veo casi al 100x100.

Realmente pensé que nos dejaba, me invadió un sentimiento de culpabilidad muy bestia porque creo que desde que nació la Rubia le  presto poca atención ¿Y si llevaba días mal y no me di cuenta? ¿Y si tiene depresión por mi culpa? ¿Y si...? La verdad es que pensando y recordando los días previos la gata estuvo bien, que aunque yo no esté tanto por ella la Rubia ya se encarga de darle amor infinito...tanto que la tengo que vigilar para que en uno de esos abrazos de oso no me la espachurre...

Lo mejor de todo es que mi peluda está bien, espero que este susto me sirva para disfrutarla más, que son 16 años los que tiene y eso no es moco de pavo....